CLASSIC – MORTERO PARA REJUNTADO

  • Exterior
  • Interiores

Accesorios

CLASSIC – MORTERO PARA REJUNTADO

USO
Mortero para rejuntado y albañilería con la adhesión y elasticidad aumentada, se usa también para: paredes de clincker (no reforzadas y no estructurales), ladrillos holandeses, baldosas de hormigón que imitan, entre otros: ladrillo, piedra y balodsas de piedra arenisca; plaquetas de yeso sujetadas en cada superficie estable y también en las superficies difíciles como tableros aglomerados, materiales y metales inoxidables. Se caracteriza por la resistencia a las condiciones atmosféricas (resistente a la helada y al agua). Se lo puede usar en los interiores, en las paredes divisorias de ladrillo, hormigón y cartón-yeso, en las fachadas exteriores de los edificios y en los postes en la construcción general.
Ideal para rejuntar los reventimientos porosos de cemento y yeso STEGU®.

PREPARACIÓN DE SUBSUELO
Antes de empezar el rejuntado tenemos que asegurarnos que el adhesivo de clincker o baldosas está seco (2-3 semanas después de acabar los trabajos de montaje). Luego hay que eliminar todos los restos y polvo que se encuentra en las juntas.

PREPARACIÓN DE MORTERO:
El mortero diluimos en porciones hasta 2 kg en un cubo limpio, usando la mezladora y unas veces echamos el agua.
Mezclamos hasta obtener una masa uniforme y húmeda (la consistencia del mortero debe ser como la de arena mojada y no puede pegarse a la mano, una bola hecha de mortero, después de un golpe ligero, debe romperse). No se debería preparar el mortero para más de 10+15 minutos de trabajo.

REJUNTADO:
Con la espátula para juntas (de la anchura adecuada) metemos el mortero, muy cuidadosamente y regularmente, apretándolo muy fuerte, luego lo alisamos con una tirada. A las juntas verticales se puede dar últimos toques con la espátula corta (no se debe alisar el mortero varias veces, porque se puede obtener un brillo vidrioso). Después de que la masa endurece se puede quitar los residuos con una escobilla. Durante el trabajo y aproximadamente 48 horas después de acabarlo, la pared tiene que estar protegida contra demasiado fuertes sol, lluvia y viento. Si las balodosas se ensucien, es inadmisible limpiar la fachada con una esponja o trapo húmedo. Las eventuales eflorescencias no son ningún defecto del producto, sino un fenomeno natural que desaparecerá en 2 años.

HERRAMIENTAS:
Espátulas para juntas, bandeja de lámina llana o encorvada, mezcladora, cubo, guantes.
(¡Antes de empezar el trabajo las herramientas tienen que ser limpias!)

RECOMENDACIONES:
Añadir distintas cantidades del agua a la misma cantidad del mortero puede causar las diferencias en colores. El mortero demasiado húmedo, herramiantas sucias pueden cuasar las eflorescencias y ensuciamiento permanente de la fachada. No se recomienda usar el mortero que cayó al suelo durante el rejuntado (eso puede influir al aspecto y resistencia de la junta).
El mortero que no ensucia contiene cemento y tras mezclarlo con el agua se hace alcaliano. Proteger piel y ojos.
En caso de contacto con los ojos, enjuagar con agua abundante; en caso de enrojecimiento contactarse con el médico.
Mantener fuera del alcance de los niños. No inhalar polvo.
CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO:
Mortero para rejuntado hay que almacenar en envases no dañados, en un lugar seco. El período de garantía es 12 meses desde la fecha de producción indicada en el envase.

RENDIMIENTO:
hasta 2,5 m2 de envase (rendimineto depende de tipo de los elementos rejuntados y de la anchura y profundidad de la junta, p.ej. ladrillo holandés de la anchura de junta de 10 mm y profundidad de 6 mm: aprox. 2m2/7 kg de mortero, plaqueta de yeso para interiores RODOS: aprox. 1,5 m2/7 kg de mortero.

Las juntas en envases de 7kg, 15kg, 25kg del mismo color varian en matices.

COLORES:
– blanco
– color crema
– gris
– color de grafito